¿Cuál realidad, cuál sueño?

Microrrelato escrito para el reto de Julio propuesto por Lídia Castro en su blog 

En el Templo de la Luna la noche era sosegada, corría una brisa cálida. El cielo estaba tan despejado que se podían contar estrellas. Sentada junto a una fuente, escuchó que alguien gritaba su nombre. Una violenta fuerza comenzó a elevarla mientras se resistía.

Abrió sus ojos en un lugar desconocido, rodeada de personas extrañas con batas blancas. Un estetoscopio como espejo, le devolvió su reflejo. ¡No pudo reconocerse! Aterrorizada, gritó y pataleó tan nerviosa que alguien decidió devolverla allá con algún veneno.

Despertó. La noche seguía sosegada al pie de la fuente… Había sido un mal sueño.

(98 palabras)